Endodoncia


La Endodoncia es la parte de la odontología que se ocupa del estudio, patología y tratamiento de la pulpa dental. De las lesiones asociadas, de las complicaciones y secuelas de tratamientos endodóncicos previos, y de las malformaciones del diente.

Debido a los motivos anteriores, el nervio puede quedar afectado de forma reversible o irreversible. Cuando es irreversible, puede provocar un dolor muy molesto al morder, con los cambios de temperatura, de forma espontánea.
Si este dolor no se trata adecuadamente, el nervio se degrada, el dolor cesa, y el nervio deja de cumplir su función como fuente alimentícia del diente. Aunque el nervio deje de doler, es necesario tratarlo, puesto que la evolución de ese proceso puede provocar infecciones severas con acumulación de pus, flemones u otros problemas derivados de ese proceso degenerativo.

La primera opción de tratamiento para las situaciones de inflamación ó de necrosis de la pulpa dental es básicamente la misma, el conocido tratamiento de conductos radiculares.
Esta terapia consiste en:
La remoción total del tejido pulpar y/o del contenido de los conductos radiculares (en caso de necrosis o infección).
La desinfección de ese espacio contaminado e infectado.
Y el relleno de los conductos radiculares y la cámara pulpar con un material inerte de obturación sólido. Esto se hace con el propósito de crear un ambiente en el interior del diente que permita que la enfermedad cure, cicatricen los tejidos de soporte del diente y éste se pueda mantener ausente de síntomas y en función.

Cuando se realiza una endodoncia, la inflamación que rodea la raíz desaparece, se produce la curación y podemos considerar que se ha salvado el diente.
Endodoncias a precios accesibles